¿Qué es el sistema SCR?

En la actualidad, hay 253 millones1 coches circulando por las carreteras europeas. ¿No es impresionante? Este número demuestra lo importante que son los coches en nuestra vida.
El 3 % de estos 253 millones (es decir, 7,59 millones) son automóviles nuevos vendidos en 2015 y, de estos, el 49 % son diésel.

Probablemente sepa que la mayoría de las grandes ciudades de hoy en día luchan contra los automóviles diésel y quieren que desaparezcan de las carreteras lo antes posible porque consideran que su uso en ciudad no tiene sentido.
¿A qué se debe esta urgencia por eliminar los coches diésel de las ciudades? Principalmente porque uno de los mayores problemas de nuestros coches diésel es que emiten óxidos de nitrógeno (NOx). Estas partículas son nocivas para nuestra salud (como todas las partículas finas) y, como en las ciudades se concentra un gran número de personas, es comprensible que los alcaldes quieran proteger a sus ciudadanos.

SIN EMBARGO, lo que nuestros políticos no nos cuentan es que, gracias al fortalecimiento de las normativas EURO relacionadas con los niveles de emisiones, la industria automovilística ha realizado importantes inversiones con el fin de reducirlos a prácticamente cero. En la actualidad, se encuentran disponibles en el mercado dos sistemas principales: el sistema EGR y el sistema SCR. Un reciente estudio realizado por la Federación Europea de Transporte y Medioambiente puso de manifiesto que el sistema SCR es mucho más eficiente que el sistema EGR. Pero, ¿qué es el sistema SCR? ¿Cómo se fabrica y qué efecto tiene en su coche?

 

¿Qué es el sistema SCR y dónde puede encontrarlo en su coche?

El sistema SCR, o de reducción catalítica selectiva, es un medio de conversión de los óxidos de nitrógeno (NOx) en agua y nitrógeno (sin los óxidos).

 

 

Tal y como se muestra en el diagrama, la solución AdBlue® (32,5 % de UREA + 67,5 % de agua pura) se inyecta en el catalizador SCR, donde se produce una reacción que transforma el NOx en H2O y NO2.

 

 ¿Cómo funciona el sistema SCR?

 

Para simplificar, digamos que en el catalizador SCR se suceden una serie de reacciones. El líquido AdBlue se inyecta y, al reaccionar con los elementos del catalizador y las partículas de NOx, se produce una reducción del 90 % del NOx que llega al conducto de escape. Tras esta reacción, las únicas partículas que se emiten son de nitrógeno, agua y dióxido de carbono (N, H2O y algo de CO2).
Para que el catalizador SCR funcione correctamente, el gas que se introduce en él debe estar a una temperatura determinada, lo que significa que el tubo de escape debe estar lo suficientemente caliente. Es por esto que la posición del catalizador en el conducto de escape no es aleatoria.

Algunos fabricantes de automóviles, como PSA Peugeot Citroën, decidieron instalar el catalizador SCR por delante del catalizador de oxidación (DOC). El motivo: esta posición es ideal para reducir el tiempo de calentamiento del catalizador SCR.

 

Como puede suponer, la tecnología SCR no es algo nuevo

 

Una empresa estadounidense llamada Engelhard Corporation (actual BASF) desarrolló en 1957 los primeros catalizadores SCR. Desde entonces, la tecnología SCR se ha utilizado en el sector industrial para reducir la emisiones de NOx de plantas industriales, barcos, trenes así como las generadas por otros muchos sectores. Puede consultar estos sectores en nuestra página web: www.Adblue4you.com.

La tecnología SCR se ha utilizado en el sector del transporte durante años. Los conocimientos en tecnología SCR fueron fundamentales para que los fabricantes desarrollaran soluciones líderes en la reducción de NOx. En un artículo anterior, ya mencionamos que, gracias a esta tecnología, un camión fabricado en 2016 emite menos NOx que un automóvil fabricado en el 2000…

 

 

El futuro de la tecnología SCR

 

En los últimos años, la tecnología SCR se ha aprobado y mejorado y estudios recientes realizados por la Comisión Europea tienden a demostrar que esta solución, si se utiliza en las condiciones adecuadas, es una herramienta muy eficaz para reducir las emisiones de NOx.

A pesar de la mala reputación de los coches diésel, si se combinan con AdBlue y un sistema SCR eficiente, sus niveles de emisión actuales son muy bajos. Además, emiten menos CO2 y consumen menos combustible que los coches de gasolina.

Se intentaron implementar otras soluciones en el mercado, pero nada dio tan buenos resultados como la combinación de AdBlue y la tecnología SCR…