¿Cómo puedo reconocer el depósito de AdBlue®?

Puede reconocer el depósito de AdBlue® por el color azul de su tapón o la etiqueta de AdBlue®, pero es un depósito totalmente independiente.

La boca de llenado suele encontrarse cerca del tapón del combustible diésel. Algunos turismos tienen el depósito de AdBlue® en el compartimiento del motor o en el maletero.

La abertura del depósito de AdBlue® es más estrecha que la abertura del depósito de combustible, de modo que resulta imposible poner combustible diésel en el depósito incorrecto (la boquilla no encaja).

¿Qué debo hacer si derramo AdBlue® por accidente?

AdBlue® no es peligroso para el medio ambiente. Un pequeño derrame puede diluirse con agua. Lo más recomendable es absorber el líquido derramado y evitar desecharlo por una cañería o canal. En caso de producirse un derrame mayor, procure que el líquido derramado no penetre en cañerías o canales. Contenga el líquido derramado con arena, tierra o su kit de dispensación, y deshágase de él de forma adecuada. Los kits de dispensación están disponibles en distintos tamaños y juegos.

Nota: La superficie sobre la que se ha derramado AdBlue® puede volverse resbaladiza. Asegúrese de limpiar el líquido derramado lo antes posible para evitar resbalones y caídas.

¿Puedo utilizar de nuevo AdBlue® derramado?

No, nunca utilice de nuevo AdBlue® derramado.
El AdBlue® derramado siempre estará contaminado. El uso de AdBlue® contaminado puede causar daños en el sistema SCR del vehículo, de modo que nunca reutilice el líquido derramado, por mucho que haya.